domingo, 8 de enero de 2012

Cómo es el sitio donde criaré mis gallinas?

Después de haber visto los Principios que yo utilizo para la crianza de gallinas, será necesario hacernos unas cuantas preguntas para encontrar las respuestas que nos conduzcan al correcto desarrollo de la crianza de nuestras gallinas. La primera de las preguntas es:


Cómo es el lugar dónde vivo?

Es decir, la región del país en la que vivo: tropical, árida, boscosa, costera, cercana a volcanes etc., la temperatura que predomina a lo largo del año, la duración de la temporada seca y húmeda, la cantidad de lluvia que cae, la vegetación circundante y las condiciones sociales. Las respuestas nos indicaran que recursos hay disponibles para la construcción y el diseño de las instalaciones y el equipo, la comida que habremos de brindarles, las vacunas más importantes, la mejor época de postura, los depredadores que habitan la zona... 

Lo mejor es consultar la página del Instituto Nacional de Estadística y Geografía y además el Sistema Meteorológico Nacional , aquí hay mapas de vegetación, suelo, geología, demografía, registros climáticos, imágenes de satélite, pronósticos de la temperatura y la humedad etc. Incluso si deseamos conocer más a fondo la región en general que nos interesa, podemos descargar el programa gratuito Google Earth 6 y las capas en formato KML de la Mapoteca oficial de la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad , en ella hay infinidad de capas sobre las isoyetas que nos hablan de la cantidad de precipitaciones que caen en México, las isotermas, que son lo referente a la temperatura, el tipo de vegetación, el tipo y uso que se le da al suelo, y muchísimas capas más de gran ayuda, y lo mejor de todo es que se puede compartir. 

Misión de Jalpan desde el Kiosko del Jardín.

En mi caso personal, comencé la crianza en un lugar en medio de la Sierra Gorda de Querétaro, en México. El sitio donde tuve mi primer par de gallinas era Jalpan, un pueblo de los llamados pueblos mágicos, que se caracteriza por un clima tropical de los tipos A de Koopen, con lluvias en verano, en donde las temperaturas veraniegas alcanzan los 40°C y sus mínimas se sitúan en los 6 o 7°C en invierno, aunque aquí eso de las estaciones no funciona muy bien, lo más llamativo del lugar es su estacionalidad en cuanto a la precipitaciones, habiendo marcadamente una temporada de secas y otra de lluvias, con una vegetación de bosque tropical caducifolio (Rzedowski, 1979) o también llamado selva baja (Miranda y Hernández, 1969) que está perfectamente adaptado a estas fluctuaciones anuales de la humedad. Entonces de noviembre a junio es la temporada seca y la vegetación en su mayoría de hoja caduca, pierde las hojas y el paisaje se ve gris y algo apagado, pero en julio comienzan las lluvias que activarán de nuevo el verdor de la vegetación. Jalpan de Serra es dos mundos, uno seco y caluroso, y otro húmedo y fresco.

Por lo tanto, adaptándome a las condiciones del área, me fue fácil conseguir mi primera casa de renta con un buen patio con árboles de mango, naranjas, papayas y aguacates, además no batallé nada en conseguir lo necesario para armarme unos buenos gallineros, que debido a las plagas de descortezador de pino en la zona templada de la reserva, la madera de segunda y hasta tercera calidad se vende a precios bastante razonables y con ella fue muy sencillo y hasta divertido construirle sus casas a mis primeras dos gallinas y su gallo. 

Mi primer gallinero de madera, malla y lámina.


La comida al principio, era la que venden en las forrajeras y es especial para pollitas de postura, pero conforme fueron creciendo me percaté que lo que a ellas más les gusta son las malezas que crecían en el patio, los insectos, las sobras de nuestros alimentos, especialmente tortillas, pan, verduras y sopa, además de uno que otro alimento más sustancioso como lagartijas, lombrices y hasta alacranes. Nunca faltó maíz, sorgo y trigo en su dieta. A veces cuando el bolsillo me lo permitía compraba revoltura de los tres granos mencionados, más avena entera y arroz, todo eso revuelto con jitomate en cuadritos y es una ensalada nutritiva que ellas devoran alegremente. 


Eféz

En el área crecían como malezas, plantas útiles para forrajear como el eféz (Leucaena leucocephala) una leguminosa sumamente alta en nutrientes y fácil de propagar por semilla, bastante resistente y bien adaptada a regiones calientes y suelos pobres, eso si, no resiste las heladas, pero es muy buena creando un buen suelo, aireando y nitrogenando suelos compactados. En sí lo que les interesa a las gallinas son los foliolos de sus hojas bipinnadas, es una planta de rápido crecimiento y ama el sol, por lo que además de ser alimento muy preciado, también puede servir para dar sombra y las semillas verdes de sus vainas pueden prepararse con sal y limón, con cilantro machacadas en salsa, o revueltas con huevo, en nuestra dieta. Al alimentar mis gallinas con eféz notaba que la yema de sus huevos adquiría un saludable color anaranjado. Eso si, como es una planta cuya distribución original es Oaxaca, debemos tener mucho cuidado de que no se nos disperse más allá de nuestro control, pues es una maleza poderosa y en cuanto se propaga le gana terreno a las plantas nativas, así que hay que tenerla solamente en nuestro patio, rodeada de otros árboles en donde no se pueda propagar. Las semillas pueden servir también para hacer artesanías y joyería ecológica, así evitamos que se propaguen y les damos un uso creativo.

Collar de semillas de eféz.

En la crianza, hay entonces, que darle rienda suelta a la creatividad, eso sí, aprovechando al máximo los recursos existentes en el lugar donde vivamos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario